¡Anímate al intercambio!



Vuelve la presencialidad y, con ella, el deseo de vivir nuevas experiencias en otro país. Durante dos años, el contagio de COVID-19 obstaculizó las oportunidades de internacionalización para los estudiantes. Sin embargo, gracias a medidas más flexibles para evitar la propagación, los salones de la Universidad del Rosario vuelven a dar la bienvenida a estudiantes extranjeros; mientras que, a su vez, la comunidad rosarista visita las aulas de universidades en el exterior.


Afortunadamente para aquellos interesados, la Universidad del Rosario abrió el 1 de febrero la convocatoria para intercambio, la cual cierra el 27 de marzo. De esta manera, los estudiantes podrán elegir dos opciones entre los 176 convenios de intercambio y 22 de doble titulación con los que cuenta la universidad en modalidad presencial o virtual en países como Perú, Alemania, Francia, España, entre otros.


Desde luego, es esencial cumplir con unos requisitos específicos establecidos por la universidad y sus convenios internacionales. En principio, el aspirante, quien debe ser mayor de edad, debe estar matriculado en la Universidad del Rosario, haber cursado el 30% de los créditos de su programa y tener un promedio acumulado mínimo de 3,7. Teniendo estos requisitos, el estudiante acreditará con los respectivos certificados que no está cumpliendo ninguna sanción disciplinaria y que tiene conocimiento del idioma del país al que desea ir.


Cumplidos estos requisitos, es necesario iniciar una serie de trámites con la universidad. Entre estos se encuentran un formulario de homologación de asignaturas en su respectiva Secretaría Académica, un certificado de notas oficial, un certificado de dominio del idioma y una carta de un profesor de la universidad recomendando al estudiante a la universidad de destino. Adicionalmente, se debe entregar una fotocopia del pasaporte y la hoja de vida del estudiante, sin importar que este no cuente con experiencia laboral. Finalmente, el requisito más importante es la carta de motivación a la universidad de destino, pues es la que más peso tiene en la decisión.


Por supuesto, tomar cursos en otro país implica nuevos retos no solo en cuanto a cambios culturales, sino también en cuanto a los métodos de enseñanza aplicados en cada país. “Mientras que es exactamente la misma carrera y los cursos son los mismos que yo tenía en Francia, tengo cursos aquí que son muy diferentes. Aquí me parece que no tienen auditorios como en Francia. En Francia tenemos cursos en la universidad en que estamos doscientos en una gran sala, en un anfiteatro, y aquí es máximo treinta o cuarenta; lo que es realmente bueno para aprender”, comenta Pierre de Charette, estudiante de intercambio del Institut d’études politiques de Saint-Germain-en-Laye. Igualmente, agrega que, estando acostumbrado a clases magistrales, aquí se ha acostumbrado a cursos más personalizados.


Muchas veces, los estudiantes de intercambio prefieren tomar el camino seguro y recurrir a las actividades a las que ya están acostumbrados por su país de origen. No es esta la historia de Pierre, quien anima a los estudiantes a salir de su zona de confort y asumir los retos que esta oportunidad les ofrece, en especial las relativas al idioma: “Tengo un montón de amigos franceses que tienen cursos en inglés y tienen amigos franceses y que no van a hablar español durante seis meses. Que cuando tienen que hablar con un colombiano hablan inglés porque simplemente quieren quedar en algo más seguro, que es hablar una lengua que ya conocen”. Pierre señala que esto no es recomendable, pues realmente no están conociendo la cultura de su país de destino ni practicando el idioma. Por el contrario, recomienda conocer personas nativas del país y compartir más tiempo con ellas. Adicionalmente, recalca la importancia de viajar y participar en los eventos estudiantiles para conocer personas y su cultura. Además, comenta que ha tenido la oportunidad de involucrarse con más colombianos gracias a las clases de francés que dicta a algunos estudiantes de la universidad.


Finalmente, Pierre insta a los estudiantes a aprovechar las oportunidades que ofrece la universidad para ampliar los horizontes de su proceso educativo. “En Francia tenemos las universidades gratuitas; lo que aquí no es el caso, es privado. Entonces, es muy diferente porque los estudiantes que están en El Rosario tienen suerte y saben que tienen suerte de estudiar. En Francia hay un montón de estudiantes que no van a los cursos porque es aburrido, porque es difícil, porque solamente no les gusta…”, cuenta Pierre. Por esto, invitamos a la comunidad rosarista a animarse a participar en los programas de internacionalización a los que tienen acceso, pues es una gran oportunidad que no muchos tienen.


Bibliografía


UR Internacional (2022). UR Internacional. Recuperado de: https://www.urosario.edu.co/UR-Internacional/Inicio/

19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo