top of page

El racismo no es crítica política

El viaje de la vicepresidente Francia Márquez ha suscitado una gran cantidad de debates. Muchas personas han sentido una seria molestia debido a que ella está realizando las labores que le confiere la ley. No hay que dar mayor vuelta al discurso para entender que buena parte de esas críticas llegan desde el racismo imperante en Colombia.


Cierto número de personas no soporta que ella haya llegado a un gran cargo. No lo hacen porque se ha enseñado que hay una especie de superioridad cognitiva y de poder en las personas "blancas" (si es que semejante categoría absurda en un país pluriétnico cabe).


Los comentarios que se leen en redes sociales son del tipo: "va a África a ver a la familia", "va a la tierra de los simios", "es que haya sí puede hablar mono". Toda esta serie de tonterías expuestas con el ánimo de sentir que se es "crítico", que se hace "control". Todo ello no puede estar más alejado de la realidad.


La crítica política se deben hacer, pero con argumentos, sin falacias ni estigmatizaciones. No está bien que al momento de cuestionar las formas de la vicepresidente se ponga sobre la mesa su raza. Ciertos medios de comunicación, como Semana, se han encargado de acrecentar todo esto. Es innegable que una pequeña parte de los medios menospreció a Márquez, antes, durante y después de la campaña presidencial. Al momento de asumir su cargo fue puesta en tela de juicio con argumentos que carecían de lógica.


Luego de todo esto, la revista Semana aprovechó para seguir presionando en esos comentarios. Ahí fue el momento donde Francia, como cualquier ser humano, se cansó y lanzó las famosas frases: "de malas", "pueden llorar si quieren". No se puede negar que las formas son cuestionables. Es muy obvio que quien ocupa el cargo de vicepresidente no debe salir con 'dardos' de esa naturaleza. Se quiera o no hay que guardar la diplomacia. Sin embargo, también hay que entender que no se puede estar pisoteando a una persona y al momento que esta reaccione, salir con dedo acusatorio.


Adicional a esto, no se puede ocultar la absoluta ignorancia con la que se menosprecia el viaje de Francia Márquez a África. En el común de la población se tiene una mirada increíblemente sesgada y colonialista de este continente. Para buena parte de las personas, África es un lugar donde hay tribus que cazan tigres y viven en zonas áridas, algo que no es cierto. Este continente ha venido en un crecimiento acelerado en los últimos 30 años.


Según las cifras recabadas por el Banco Africano de Desarrollo, en 2022, 53 de los 54 países que conforman el continente registraron un crecimiento económico positivo. Sumado a ello, se espera que África supere al resto del mundo en incremento de su PIB para los siguientes dos años. Y, debemos tener en cuenta que, para dentro de menos de 30 años un cuarto de la humanidad será africana, según explican proyecciones basadas en tasas de natalidad alrededor del mundo. Sin contar que gran parte de los minerales que se necesitan para la tecnología y avances en generación de energías limpias están en suelo africano.


Entre los países visitados está Sudáfrica, nación con un PIB anual y per cápita superior al de Colombia. Otro de los lugares fue Kenia, un Estado que ha venido en repunte económico gracias a que está entre los 100 países exportadores más grandes del mundo. Es, además, el tercer productor mundial de carbonato de sodio y el número 53, en producción de energía eólica. Su viaje concluyó en Etiopía, un territorio que es un fuerte competidor con nuestros país en exportación de café. En cuanto a la minería, Etiopía tiene reservas de oro y tantalio, así como mármol, potasa, mineral de hierro y gas natural.


Recalco que no está mal ser críticos con los gobiernos de turno, es muy positivo que se entienda que el servidor público está para lo que indica su nombre, servirle al público. Pero rechazo de forma tajante cuando la "crítica" lo único que busca es atacar con improperios y estigmatizaciones. Sobre todo, cuando muchos de los hoy críticos hace un buen par de años callaban y no les parecía grave que de nuestros impuestos se financiara viajes, fiestas y programas de televisión para auto entrevistarse.



12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page