top of page

Ready, Set, Go: Fórmula 1 en Barranquilla

Mucho se ha especulado acerca del Gran Premio del Caribe y qué tan probable es que éste se convierta en realidad. ¿Colombia será sede de uno de los eventos deportivos más llamativos del mundo o es todo una mera pantalla de la alcaldía de Barranquilla? Desde finales del año pasado hemos estado a la expectativa del anuncio, con los medios de comunicación indagando al alcalde Jaime Pumarejo sobre sus avances y la visión consolidada de la capital del Atlántico como embajadora del deporte en nuestro país. Por más de que el proyecto parece seguir en etapa de planeación, con tanto que se ha comentado al respecto tenemos indicios para discernir sobre qué tan viable es destinar nuestros ahorros para vivir la Fórmula 1 en nuestra propia tierra.


Bueno, contexto…

Desde que la casa Char se instaló en la alcaldía, uno de los pilares más distintivos de su administración ha sido fomentar el deporte, no solo construyendo zonas deportivas y de recreación para uso público sino inaugurando escenarios deportivos del mayor nivel profesional. La proyección Charista es reminiscente de cuando la Puerta de Oro se presentó como anfitriona de los Juegos Centroamericanos y del Caribe en 1946, siendo la primera vez que una ciudad distinta a la capital de un país organizaba el evento; además de llevar consigo toda una inmensa expectativa global, ya que estos Juegos se habían pospuesto desde 1942 por la Segunda Guerra Mundial. Posteriormente, en 1961, Barranquilla pasó a destacarse por ser la única ciudad colombiana en ser anfitriona de dos certámenes internacionales, siendo sede de los Juegos Bolivarianos (evento que había durado diez años sin realizarse).


A día de hoy, la capital del Atlántico continúa siendo la sede de la Selección Colombiana de Fútbol en el Estadio Metropolitano, dónde hemos clasificado a todos nuestros mundiales desde Italia 1990. En materia futbolística, también inauguramos la Copa América del 2001 y el mundial sub-20 del 2011. Ahora bien, la ciudad logró un posicionamiento de trascendencia con los Juegos Centroamericanos y del Caribe del 2018, donde se emplearon trece escenarios deportivos de élite, la logística del evento se hizo notar por su calidez y junto al gobierno nacional y departamental se invirtieron 500 mil millones de pesos en la adecuación de toda la infraestructura necesaria. Entre dichos escenarios resaltamos el remodelado Coliseo de Baloncesto Elías Chegwin, el Estadio de Béisbol Édgar Rentería (donde actualmente se juega la liga profesional), el Estadio de Atletismo Rafael Cortés (también sede del Grand Prix de Atletismo 2019) y el Parque Distrital de Raquetas (dónde se disputó la Copa Davis 2018). Gracias a este arsenal de infraestructura y oferta deportiva, Barranquilla logró ser elegida en el año 2021 como sede de los Juegos Panamericanos de 2027.


La ambición de los dirigentes no cesa, por lo que Pumarejo le apuntó al automovilismo como un importante distintivo en su paso por la alcaldía. La primera vez que se mencionó el proyecto fue por parte del presidente Iván Duque en enero del 2022, anunciando su apoyo por adaptar un circuito semiurbano para la realización del Gran Premio. El tema había quedado en veremos hasta que, el 31 de octubre del mismo año, Stefano Domenicali (presidente de la Fórmula 1) y Federico González Compeán (Director General del Gran Premio de México) aterrizaron en el aeropuerto Ernesto Cortissoz para recorrer puntos estratégicos de la ciudad como el Malecón del Río y la vía 40. Desde ahí se empezó a plantear el evento como un sueño que puede cumplirse en un futuro cercano.


Y entonces, ¿cómo es la vuelta?

Con anterioridad a la llegada de Domenicali, el alcalde se pronunció en múltiples ocasiones sobre el avance del proyecto desde finales de septiembre. Con respecto al costo que representa al país, afirmó que no se requiere de demasiada inversión pública ya que su financiación sería acarreada por el sector privado, planteada como autosostenible a partir de la venta de boletería, patrocinios y derechos económicos. Por otra parte, también se obtendrían recursos públicos por medio de la valorización y plusvalía de los lugares adecuados para el circuito del Grand Prix.


En Blu Radio, Pumarejo expresó que se estima una asistencia diaria de 120 mil espectadores, por lo que, si el evento dura tres días, en total llegarían más de 300 mil personas a la capital del Atlántico. No solo se mostró optimista en su cálculo sino también en la contratación de la carrera, ya que ésta se firmaría por diez años.


Con respecto al circuito, se dijo que sería uno “semicallejero”, que técnicamente significa la mezcla entre calles de la ciudad adecuadas para la carrera y estructuras cerradas para pistas como un autódromo. También dio a conocer que se tienen dos trazados aprobados, que por más de aún no poderse revelar, uno tendría al Río Magdalena como su gran protagonista. Cabe mencionar que, a partir de estos planes A y B, se ha especulado que los trazados implican rutas sobre la Circunvalar, la vía 40, una pista 4G que conecta los municipios de Galapa y Barranquilla, y finalmente el Malecón del Río.


De este punto en adelante no harán silencio las múltiples opiniones y voces críticas al respecto. Por más de ser un anuncio que mantiene a los barranquilleros y a los aficionados al deporte llenos de expectativa, son muchos los periodistas deportivos que se mantienen escépticos sobre la viabilidad de una competición tan compleja en términos de logística e inversión.


En la Silla Vacía, por ejemplo, se estableció un comparativo del costo de la Fórmula 1 en Miami por diez años, equivalente a 966 millones de dólares, con el patrimonio total del clan Char como inversores privados del evento (alrededor de 382 millones de dólares); haciendo notar que ni siquiera una de las familias con mayor poderío económico del país tiene caja para financiar media parte de la ejecución. Dicho análisis tiene base en casos como el de México, dónde la participación de empresarios multimillonarios como Carlos Slim es vital para mantener el circuito por el número de años pactados. Otras de las críticas más fuertes a los planes de la alcaldía son: i) la insuficiencia de la ciudad en materia hotelera para alojar a todos los visitantes estimados y; ii) la incapacidad del Ernesto Cortissoz para recibir los muchos jets y aviones repletos de equipos que necesitan de parqueo en las plataformas del aeropuerto.

La discusión volvió a estancarse hasta que recientemente, el 22 de abril, el reconocido medio Fórmula Directa dio a conocer una lista de las propuestas de Grandes Premios que más se destacan entre las 35 sobre la mesa; entre ellas Kyalami, Sudáfrica; Hanoi, Vietnam; Hong Kong, Corea del Sur y por supuesto Barranquilla, Colombia. También anotaron que, de los 24 o 25 premios del 2024, Domenicali desea que tan solo siete sean en Europa.



¿Sí a todo?

La noticia de Fórmula Directa nos llevó a reconocer que sí se ha gestado un trabajo importante en torno a la propuesta del Gran Premio del Caribe, dejando de sentirse como una fantasía para proyectarse como una realidad de crucial impacto para el país. Es menester tener en cuenta que, por más de que su inversión se vea representada en números exorbitantes, si la competición se vende con éxito ésta será una de las mayores fuentes de ingresos y empleo del Estado.


Ahora bien, tampoco sería coherente nublar el panorama por la emoción cuando hay tantos aspectos que aún generan duda. Por más inmediato que haya sido el anuncio de Fórmula Directa, realizar el Gran Premio para el próximo año parece una utopía excesivamente optimista en sí misma, sobre todo recordando que ni siquiera se ha definido o empezado la construcción del circuito.


Entre los periodistas que han corroborado la imposibilidad de contar con la F1 en 2024 están Juan M. Reyes, cuyo nombre suena muchísimo por medios como Rotonda Deportiva e Infobae Colombia. A través de múltiples hilos de Twitter ha señalado que, con el dólar en su actual alza, el contrato estaría en un precio mayor a 4 billones de pesos, número insostenible para ser cubierto tan solo por actores privados. Por su parte, sostiene que Barranquilla no sería el mayor atractivo para los asistentes foráneos, ya que por las mismas fechas también se correrían pistas en destinos mucho más turísticos como Sao Paulo, Las Vegas, Ciudad de México, Austin o Montreal. Por tanto, entre las mayores preocupaciones está la posibilidad de que el evento no convoque los asistentes necesarios y que el gobierno tenga que entrar a suplir el déficit (como ya ha sucedido en ciudades como Valencia o Yeongam).


Sea donde sea, los como mínimo 4.5 km del circuito deben ser reconstruidos. No repavimentados: hay que hacer las bases desde cero, hay que poner asfalto especial que resista 40°, lluvias y el paso de 20 monoplazas a 320 km/h y 12 metros de ancho. No es reparchear la Autonorte. (Hilo de Twitter: https://twitter.com/machecor/status/1572988457764495362)


Los barranquilleros, además, debemos considerar lo que costarán las reconstrucciones de los trazados correspondientes, el levantamiento de un autódromo (de así ser el caso) y los cambios que ello representa en aspectos como la movilidad. Ello sin contar el peso político que implica destinar tantos esfuerzos e impuestos a la carrera, en especial sabiendo que el proyecto no compagina con los gustos de muchos concejales o parlamentarios ni del gobierno nacional de turno (pues ya en 2022, el Ministerio del Deporte declaró que no se comprometía con una competición que no entra dentro de sus propósitos).


Barranquilla sigue firme…

Luego de que se diese a conocer a la Arenosa como candidata del GP, el alcalde ha manejado un discurso mucho más aterrizado a las circunstancias y acorde a responder las inquietudes ciudadanas. En una muy reciente entrevista con Caracol Radio (disponible en Barranquilla sigue en firme en el proyecto de ser casa de la Fórmula 1 | Caracol Radio), sostuvo lo siguiente:


Hoy somos un firme candidato para poder hacer este proyecto, es un proyecto a largo plazo, no es un proyecto que correría este año o el otro; se demoraría cuatro o cinco años en materializarse, pero hay unos mitos que están alrededor de la Fórmula 1. Primero, que esto cuesta un pocotón de plata que tiene que invertir el país y eso no es así [...] la mayoría del dinero sale del mismo ingreso que se tiene por la venta de tiquetes y demás. Hay que hacer inversiones en readecuar espacios para la pista callejera, en hacer unas inversiones menores, pero estas inversiones son multipropósito; es decir, no se haría ninguna inversión solo para la Fórmula 1, sino que estas inversiones podrían usarse para otros espacios. Por ejemplo, tenemos que invertir para los Juegos Panamericanos, mucha de esa inversión se va para adecuar espacios que luego se pueden usar para la Fórmula 1, así como hicimos con los Centroamericanos.


Efectivamente, ya se desistió de la fecha planteada inicialmente. Es lógico que semejante monstruo deportivo necesita de muchas planeaciones, estudios, construcciones y garantías que reduzcan el riesgo de pérdida y fomenten el éxito del proyecto. Unificar dicha inversión con necesidades ya existentes como los Juegos Panamericanos y el continuo desarrollo urbano de la ciudad demuestra una programación más sensata a primera vista, a la cual el gobierno o el departamento pueden acceder con mayor tranquilidad. Asimismo, Pumarejo también ha aclarado otras cuestiones como la proyección del Gran Premio del Caribe siendo un trabajo de región (así habría mayor capacidad hotelera), la continuidad en los diálogos con el gobierno nacional y su meta de construir el primer gran premio “carbono neutral” en el mundo, mostrando la “gran biodiversidad que tiene Colombia como motor de desarrollo”.


De esta forma sabemos que, aunque la meta no está tan cerca y falta mucho por llevar a la acción, Barranquilla es una ciudad que no se rinde y se mantiene en la vanguardia del deporte y el desarrollo económico en Colombia. De llegarse a dar la Fórmula 1 en la costa, sería un acontecimiento único que traería muchísima visibilidad al país y, como dicen los creyentes en la alcaldía, brindaría oportunidades de empleo y turismo a grandes escalas. Hoy sabemos que el Gran Premio del Caribe es una competencia que ninguno de los gobernantes actuales llegaría a liderar por lo lejano de la fecha, pero sí es una iniciativa importante que debe empezar a discutirse (aún más) y trabajarse desde ahora para llegar a convertirse en la carrera más esperada por todos los colombianos.






Referencias:


As.com. (2023, Abril 24). La Fórmula 1 en Barranquilla, un plan a cuatro o cinco años. Diario AS. https://colombia.as.com/masdeporte/la-formula-uno-en-barranquilla-un-plan-a-cuatro-o-cinco-anos-n/


Caracol Radio. (2023). Barranquilla sigue en firme en el proyecto de ser casa de la Fórmula 1 | Caracol Radio [YouTube Video]. En YouTube. https://www.youtube.com/watch?v=uQCqhuD_Dqo


Castillo Vizcaíno, R. (2022, Noviembre 2). “La de Barranquilla es una candidatura viable y la ven con buenos ojos.” EL HERALDO; EL HERALDO. https://www.elheraldo.co/deportes/formula-1-en-barranquilla-es-una-candidatura-viable-y-la-ven-con-buenos-ojos-951367


Cuadros, J. (2021). “La Arenosa”, anfitriona de grandes eventos deportivos. Radionacional.co. https://www.radionacional.co/actualidad/deportes/barranquilla-seleccion-colombia-eventos-deportivos-juegos-panamericanos


El Ingeniero. (2022, Enero 26). FÓRMULA 1 EN BARRANQUILLA: Análisis en 5 minutos [YouTube Video]. En YouTube. https://www.youtube.com/watch?v=wwfvdoFNp2c


López Guzmán, L. V. (2022, Julio 14). El costo de llevar la Fórmula 1 a Barranquilla. Infobae; infobae. https://www.infobae.com/america/colombia/2022/01/23/el-costo-de-llevar-la-formula-1-a-barranquilla/


Martínez González, B. (2022, Noviembre). ¿Cómo sería el circuito de la Fórmula 1 en Barranquilla? | El Colombiano. Www.elcolombiano.com; ElColombiano.com. https://www.elcolombiano.com/deportes/como-seria-el-circuito-del-gran-premio-del-caribe-de-la-formula-1-en-barranquilla-MJ19016648


‌Mejía, E. (2022, Septiembre 29). Las preguntas pendientes para saber si la F1 en Barranquilla será realidad. Www.lasillavacia.com. https://www.lasillavacia.com/historias/silla-nacional/las-preguntas-pendientes-para-saber-si-la-f1-en-barranquilla-sera-realidad/


‌Noticias Caracol, & Urrea, Á. (2023, Abril 23). ¿Barranquilla será sede de una carrera de la Fórmula 1 en 2024? Noticias Caracol; Noticias Caracol. https://noticias.caracoltv.com/caribe/formula-1-tiene-a-barranquilla-como-opcion-para-una-de-las-competencias-en-2024-rg10


‌Redacción ELHERALDO.CO. (2022, Octubre 31). Stefano Domenicali, presidente de la Fórmula 1, aterrizó en Barranquilla. EL HERALDO; EL HERALDO. https://www.elheraldo.co/deportes/stefano-domenicali-presidente-de-la-formula-1-llega-barranquilla-950965


Robles, L. (2022, Septiembre 22). Críticas a Fórmula 1 en Barranquilla ni calles ni infraestructura aptas para la competencia. Publimetro Colombia. https://www.publimetro.co/noticias/2022/09/22/criticas-a-formula-1-en-barranquilla-ni-calles-ni-infraestructura-aptas-para-la-competencia/




44 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo
bottom of page