ROE V. WADE, ¿ADIÓS AL DERECHO A ABORTAR?

El pasado lunes 2 de mayo se filtró un borrador de la opinión mayoritaria de la Corte Suprema de los Estados Unidos que busca dejar sin efectos el precedente establecido por Roe v. Wade, que les reconoció el derecho a las mujeres norteamericanas a interrumpir su embarazo voluntariamente.

Tomado de: https://www.seacoastonline.com/story/news/state/2022/05/04/overturning-roe-v-wade-mean-for-abortion-in-nh-and-maine-supreme-court-opinion-leak/9628128002/


Roe V. Wade: un precedente legal muy discutido

En marzo de 1970, una mujer bajo el pseudónimo de Jane Roe, presentó una demanda al fiscal del distrito de Dallas, alegando que las leyes del Estado de Texas que prohibían el aborto eran inconstitucionales, porque vulneraban su derecho a la privacidad, reconocido por la Constitución de los Estados Unidos. La decisión del Tribunal del Distrito Federal de Texas, compuesto por tres jueces, todos los cuales le dieron la razón a Roe (hoy conocida como Norma McCorvey), dijeron en la ratio decidendi que la novena enmienda de la Constitución amparaba el derecho a abortar, la cual prescribe que la lista de los derechos de la Constitución no es exhaustiva y que el pueblo retiene los derechos innominados.

Posteriormente, llegó el caso a la Corte Suprema y tres años después, en enero de 1973, falló en una decisión 7-2, adoptando la tesis de la demandante, que, bajo la décima cuarta enmienda, el derecho de una mujer a abortar se entiende incluido dentro del derecho a la privacidad. Por lo tanto, cualquier ley estatal que prohíbe el aborto sin hacer mención a una etapa del embarazo era inconstitucional; puesto que, si bien el Estado tiene intereses legítimos en salvaguardar la salud de las mujeres embarazadas y la potencial vida humana, la importancia de cada uno de estos intereses varía a lo largo del embarazo, y la ley debe de tener en cuenta esta variabilidad. De esta forma, durante el primer trimestre de embarazo, el Estado no podría regular la decisión del aborto; solo la mujer embarazada podría tomar esa decisión. En el segundo trimestre, el Estado podría imponer regulaciones únicamente cuando versen sobre la salud de la madre. Por último, durante el tercer semestre, el Estado podría regular los abortos o prohibirlos por completo, una vez el feto alcance “viabilidad”, es decir, que pueda sobrevivir por fuera de la madre.

En los años venideros, se dieron varias decisiones en la Corte, todas las cuales reafirmaban el precedente de Roe. Quizás la más importante fue la decisión de 1992 de Planned Parenthood V. Casey, en la que en una decisión de 5-4, los jueces crearon un nuevo estándar para determinar la validez de las leyes relativas al aborto: siempre que se revise una regulación estatal del aborto, se debe preguntar si tiene el propósito de imponer un obstáculo indebido al acceso a la interrupción del embarazo antes de que el feto alcance viabilidad. De esta decisión, se tumbó una norma que imponía la notificación al esposo antes de acceder al aborto.


¿Qué dice la Corte ahora?

El borrador de la opinión mayoritaria, del cual el juez Samuel Alito es ponente, busca fallar a favor del Estado de Mississippi que, en el 2018, promulgó la gestational age act, la cual prohíbe todos los abortos posteriores a las 15 semanas de gestación, excepto en emergencias médicas y anormalidad fetal severa. El caso en sede de revisión, es Dobbs vs. Women’s Health, y Mississippi le está pidiendo directamente al Tribunal que revoque el precedente de Roe y Casey; siendo esta la primera vez que le llega a la Corte una pretensión de tal naturaleza.

Hay varios elementos controversiales en este caso. En primer lugar, es la primera vez en la historia moderna de la Corte que se ha hecho público un borrador de la opinión mayoritaria mientras el caso aún está pendiente. Esta revelación se espera que intensifique el debate en torno al aborto que de por sí ya ha estado ampliamente polarizado en los últimos años. Seguidamente, la opinión mayoritaria es un resultado de una mayoría conservadora consolidada luego de la presidencia de Donald Trump, quien nombró a tres jueces: Gorsuch, Kavanaugh y Barrett. Si bien estos dos últimos aseguraron al momento de su confirmación en el Senado que Roe v. Wade era un precedente importante para el país, hoy aparentemente han optado por desconocerlo.

En palabras de Alito:

Roe estaba terriblemente equivocado desde el principio. Su razonamiento fue excepcionalmente débil y la decisión ha tenido consecuencias perjudiciales. Y lejos de lograr un acuerdo nacional sobre el tema del aborto, Roe y Casey han inflamado el debate y profundizado la división. Sostenemos que Roe y Casey deben ser revocados y devolverle el tema del aborto a los representantes electos”.

Aunque el borrador filtrado solo es una consideración no vinculante, es poco probable que los cinco jueces conservadores que participaron en la opinión mayoritaria cambien su voto en los próximos meses.

Un resultado de una decisión en este sentido, variaría en cada estado dependiendo de las leyes existentes en la materia, pero una cosa es segura: al menos 26 estados prohibirían total o parcialmente el aborto, sin tener en cuenta el término de viabilidad establecido por Roe.

Actualmente, los jueces están investigando cómo se pudo haber filtrado este borrador tan controversial en una Corte que históricamente se ha distinguido por su discreción. Sin embargo, es difícil que esto influencie la decisión de los jueces, pues incluso Alito en el borrador dijo:

No pretendemos saber cómo responderá nuestro sistema político o sociedad a la decisión de hoy que invalida a Roe y Casey. E incluso si pudiéramos prever lo que sucederá, no tendríamos autoridad para dejar que ese conocimiento influya en nuestra decisión”.

20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo