top of page

Turquía, ¿El recaudo monetario por encima de las garantías básicas de la vivienda?

Hace unos días la humanidad fue nuevamente testigo del poder de la naturaleza y sus alcances catastróficos. Sí, me estoy refiriendo al terremoto con magnitud de 7.8 ocurrido el 06 de febrero de 2023 que tuvo lugar en Turquía y Siria, cuyas cifras alcanzan a rondar entre los 38.000 y 41.000 fallecidos y cerca de 2.200.000 personas afectadas directamente en solo 11 días, de acuerdo con el Presidente turco Recep Tayyip Edogan. La problemática es tan preocupante que, incluso un miembro de la ONU manifestó que "estamos asistiendo a la peor catástrofe natural en la región europea de la OMS en un siglo y aún estamos midiendo su magnitud".


Es evidente que este desastre es de envergadura mundial y sin duda alguna, generará más de un replanteamiento tanto nacional como internacional. Uno de ellos es la inaplicación e inefectividad acerca de los estándares mínimos en reglamentación sobre edificaciones que en el papel eran sismorresistentes ya que estas múltiples edificaciones recientemente construidas se derrumbaron porque no estaban diseñadas con materiales de “primera necesidad”, generando así un claro descontento en las personas que adquirieron dichos predios con base en dichas características, por cuanto sabían de la existencia de que estaban en una zona sísmica de alto riesgo.


Sin embargo, el tema no reside únicamente en la normativa, pues esta se encuentra vigentes y formalmente se exige; el gran problema es su incumplimiento. Es decir, si bien es cierto que las diferentes políticas modernas de planeación urbanística incluyen ciertas sanciones para las personas que no respeten la ley, estas afectan la ineficacia del acato de las normas por sus amnistías en temas de responsabilidad, siendo estas exclusivamente pecuniarias con un posterior retorno monetario (3100 millones de USD). También es cierto que es culpa de las constructoras y las empresas por no tener una debida diligencia en su actuar.


La reflexión anterior, la hago en aras de que podamos analizar un tema coyuntural con el objetivo de informar sobre los daños materiales e inmateriales del desastroso suceso y al mismo tiempo criticar una normativa débil que prioriza el recaudo monetario del Estado turco. Todo esto debido a la flexibilización de un posible incumplimiento de una norma que, nada más ni nada menos, emite una regulación acerca de la infraestructura de un país por encima de la protección del patrimonio, la vida e integridad de los ciudadanos ante un posible riesgo que si bien es permitido sigue siendo de carácter incierto e inesperado.


Referencias:


James Glanz y Ceylan Yeginsu. (2023. 15 de febrero). Les dijeron que su edificio era a prueba de terremotos. Pero se derrumbó. The New York Times en español. Recuperado de https://www.nytimes.com/es/2023/02/15/espanol/turquia-terremoto-edificios.html


El Tiempo. (2023. 12 de febrero). Balance de terremoto en Turquía y Siria se eleva a más de 33.000 muertos. Recuperado de https://www.eltiempo.com/mundo/europa/terremoto-en-turquia-balance-de-muertos-sube-a-mas-de-33-mil-741435


El Mundo. (2023. 16 de febrero). Terremoto de Turquía y Siria: asciende de 41.000 la cifra de muertos. Recuperado de https://www.elpais.com.co/mundo/terremoto-de-turquia-y-siria-asciende-a-mas-de-41-000-la-cifra-de-muertos.html


DW. (2023. 15 de febrero) ONU pide ayuda urgente para Siria tras sismo: 397 millones de dólares. Recuperado de https://www.dw.com/es/onu-pide-ayuda-urgente-para-siria-tras-sismo-397-millones-de-d%C3%B3lares/a-64704627

9 visualizaciones0 comentarios
bottom of page