Drogas: replanteando una guerra fallida

Durante más de cincuenta años, grandes cantidades de recursos se han utilizado para frenar los focos de producción de droga, concentrados principalmente en Latinoamérica, y orquestados en gran parte por Estados Unidos. Sin embargo, hoy día los carteles siembran el terror en México, los narcotraficantes financian guerrillas en Colombia y la trata de personas se aprovecha de los adictos en Venezuela y Ecuador. La violencia, la extorsión y el enriquecimiento ilícito vinculados a la producción de droga sólo parecen recrudecerse con cada golpe a las organizaciones, convirtiéndose en una realidad habitual que, a su vez, mantiene como un tabú el hablar de legalización.


A pesar de mostrarse renuentes a cambiar su postura, los Gobiernos de los últimos años han comenzado a considerar seriamente que la guerra contra las drogas ha sido un absoluto fracaso. De hecho, abrirse al debate ha permitido vislumbrar que las políticas antidrogas han sido utilizadas convenientemente como una especie de “dilema moral” para justificar la violencia, en donde existen los “malos señores de la droga” y los “buenos agentes del orden”. Narrativas de este estilo no solo habituaron a miles de familias a la violencia, sino que también contribuyeron a romantizar la delincuencia organizada y a invisibilizar las problemáticas sociales que afectan la industria de la droga. Las narconovelas, por ejemplo, no muestran que muchas mujeres partícipes en el comercio de sustancias están inmersas en las vulnerabilidades propias de muchas regiones de Latinoamérica, que incluyen la marginación económica, la violencia de género, el racismo y la trata de personas.


Problemas sociales de esta naturaleza han sido ignorados por los Estados durante décadas, y no es sino hasta hace poco que importantes líderes y organizaciones los han traído a colación. Recientemente, un informe de WOLA (Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos) acotó que el gobierno estadounidense ha abordado indebidamente el tráfico de drogas, pues ignora una realidad que “constituye una estrategia de supervivencia económica crucial para millones de personas en América Latina, una red de seguridad social de facto del tipo que las élites nacionales y gobiernos han demostrado no querer o ser incapaces de proporcionar”.


Este tema en tendencia demuestra que los objetivos de la guerra finalmente se están replanteando. Gustavo Petro, el nuevo presidente de Colombia, mencionó en uno de sus discursos que es inadmisible criminalizar a quienes cultivan marihuana, considerando lo difícil que es cambiar el cultivo por motivos económicos o incluso de seguridad personal. De igual forma, mencionó que no es delincuente quien consume droga, pues en muchos casos puede ser víctima de un sistema que se aprovecha de sus adicciones, lo cual no lo hace un criminal. Otros medios, como el diario The Economist, resaltaron que durante el año pasado Colombia exportó más cocaína que en toda su historia, pero durante el mismo periodo se redujo el número de cultivos ilícitos en el país, denotando una clara ineficacia en la política antidrogas.


Si bien renombrados académicos como Josué Gonzáles Torres (doctor en ciencia política de la UNAM) y Mario Vargas Llosa están de acuerdo con que la guerra contra las drogas ha fracasado, también son certeros arguyendo que la solución no es que el Estado permita toda producción y consumo libremente, sino que cada país debe tener en cuenta su realidad social para regular este mercado. Tal como en América Latina se debe considerar que el narcotráfico constituye un motor para la economía, en Estados Unidos también hay que revisar los motivos que llevan a su población a consumir estupefacientes, y no limitarse criminalizar todo lo que a drogas respecte. Hoy más que nunca las naciones occidentales se están abriendo a esa realidad que por tantos años han desconocido.


Referencias

Gross, A. O. (2022, 20 agosto). El fracaso de la lucha contra el narcotráfico. El Universo. https://www.eluniverso.com/opinion/columnistas/el-fracaso-de-la-lucha-contra-el-narcotrafico-nota/


Washington Office on Latin America (WOLA). (2022, 16 agosto). ¿Villana o víctima? El papel de las mujeres en el narcotráfico latinoamericano. WOLA. https://www.wola.org/es/analisis/villanas-o-victimas-el-papel-de-las-mujeres-en-el-narcotrafico-latinoamericano/


Washington Office on Latin America (WOLA). (2022a, julio). LAS CONSECUENCIAS CATASTRÓFICAS DE LA PROHIBICIÓN DE LAS DROGAS EN LAS AMÉRICAS. https://www.wola.org/wp-content/uploads/2022/07/Consecuencias-Catastroficas_WOLA_Julio-2022.pdf


Réyez, J. (2022, 18 agosto). Informe de WOLA sugiere legalizar drogas. Contralínea. https://contralinea.com.mx/interno/semana/informe-de-wola-sugiere-legalizar-drogas/

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo