top of page

La justicia es mujer

El otro día estaba hablando con una amiga acerca de lo que nos gustaría hacer en un futuro respecto a nuestra carrera (ambas somos estudiantes de Jurisprudencia) y muy pronto surgió el tema del género en conexidad al derecho. La diversidad abunda en los motivos que los estudiantes de este programa de pregrado tienen en cuenta para haber elegido al derecho como camino de vida y, día a día, es más frecuente observar a estudiantes que buscan implementar una perspectiva de género asociada a su futura práctica profesional (como mi amiga y yo, por ejemplo).


De igual manera, el número de docentes que incluyen esta perspectiva en sus cátedras y vidas profesionales se encuentra en un auge constante, desmintiendo así la eterna patriarcalidad de la academia jurídica y sirviendo de ejemplo a seguir para muchas y muchos de los que estamos sentadas en sus cátedras. Una manera de visualizar este enfoque de género es mediante el Núcleo de Profundización en Derecho y Género en el pregrado de Jurisprudencia: una apuesta por la inclusión de las teorías feministas y de género en la educación legal, el cual fue estructurado por varias profesoras de la Facultad de Jurisprudencia: Natalia Soledad Aprile, Alma Beltrán y Puga, Clara Cardozo, María Camila Correa, Karol Martínez, Lina M. Céspedes-Báez y Vanessa Sault.


El propósito de este núcleo de profundización radica en la instauración de herramientas necesarias para la aplicación de teorías feministas legales en la formación académica de futuros abogados y futuras abogadas. Fue aprobado en 2020 e implementado el primer semestre del año 2021, antes del cual ya existían dos de las ocho materias electivas que conforman dicho núcleo: Género, Derecho y Guerra y Derecho Penal y Género. A excepción de la primera asignatura estipulada, las materias que integran este núcleo están orientadas a estudiantes de Jurisprudencia (si desean conocer las otras materias pueden referirse a la bibliografía anexa).


Personalmente (y felizmente), he estado en las cátedras de varias de las docentes involucradas y puedo constatar la pasión y el compromiso que demuestran con sus áreas de experticia y con la enseñanza del arte de las leyes, que además de prepararnos para un mercado laboral competitivo, debe asegurarnos maneras de observar las discriminaciones que se realizan hacia las minorías y, por lo tanto, desarrollar estrategias para erradicarlas. El derecho no debe considerar a la mujer como un asunto añadido o complementario, sino como derecho. Ahora bien, es objetivo de estas profesoras el transmitir a la comunidad universitaria que para tal propósito, los estudiantes y las estudiantes de Jurisprudencia deben decidir cómo llevar a cabo su profesión.


Temis, diosa griega de la Justicia se mantiene hoy en día como imagen universal del derecho. Entonces, si una diosa representa la justicia como institución y como arte, ¿por qué no afirmar que la justicia es mujer?



18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page