Los periodistas en El Salvador son objeto de ataques a su intimidad



Pegasus es un software que permite a sus usuarios robar mensajes, fotos, contactos, documentos y otro tipo de información sensible del teléfono sin que el usuario lo sepa. También, se pueden espiar sus conversaciones y actividades cotidianas actuando silenciosamente sobre las cámaras y los micrófonos. Ha sido desarrollado por el grupo israelí NSO, el cual sólo vende sus productos a las fuerzas armadas de los países y a las agencias de inteligencia autorizadas por el Ministerio de Defensa israelí. Este se dio conocer por primera vez en 2016 y desde entonces ha traído muchas polémicas, retomando el debate entre derechos humanos y seguridad.


Según una investigación de Access Now y Citizen Lab, Pegasus se utilizó contra periodistas y defensores de derechos humanos en El Salvador, concretamente entre 2020 y 2021. Los investigadores de Citizen Lab descubrieron infecciones del software espía en los teléfonos de 22 reporteros, editores y administradores de un sitio de noticias en línea. Según la evidencia recolectada, el fin de las infecciones era robar muchos gigabytes de material de sus dispositivos. El sitio de noticias afectado, "El Faro" ha informado sobre los escándalos que involucran al gobierno de El Salvador. Entre los escándalos, se encuentra la negociación de un acuerdo financiero por parte del presidente Bukele con las pandillas callejeras para reducir los homicidios y aumentar la popularidad del gobierno (1).


Una de las preguntas que queda en el aire es ¿quién está detrás de este espionaje? Pero la respuesta es aún incierta. Según Citizen Lab, debido a la especificidad de las infecciones, el gobierno de El Salvador podría ser el responsable del espionaje. Algunas ONG`s locales creen lo mismo, ya que sólo los gobiernos y las agencias de inteligencia tienen acceso a este software. Pero no hay pruebas de que el gobierno de Bukele esté detrás del ataque.

El Gobierno de El Salvador afirma que la tecnología Pegasus no está en su poder, ni son clientes del NSO Group. Este gobierno también ha afirmado que algunos funcionarios del gobierno han sido objeto de espionaje en sus teléfonos. Muchos afirmaron que Apple les notificó un hackeo hacia varios miembros del gobierno. Por ello, afirman que no son responsables de los ataques, porque no sería lógico que se hackearan a sí mismos. En la misma línea, declararon que no tienen los recursos necesarios para hackear a los periodistas (1).


El uso de programas tecnológicos como Pegasus contra civiles es una grave violación del Derecho Internacional de los Derechos Humanos. La violación de la privacidad contra los periodistas puede tener un efecto perjudicial en su trabajo, una profesión de vital importancia para la estabilidad de la democracia. Además, la protección que reciben los periodistas en virtud de los Convenios de Ginebra es insuficiente, ya que solo les brinda una seguridad en virtud de un Conflicto Armado. Sin embargo, los periodistas siguen siendo seres humanos protegidos por el Derecho Internacional de los Derechos Humanos, y derechos como la privacidad y la libertad de expresión deben ser respetados.

(1).https://www.aljazeera.com/news/2022/1/13/pegasus-spyware-used-to-target-el-salvador-activists-journalists-report





3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo