top of page

Taylor Swift y la mentira de la diosa

Actualizado: 26 abr

Es innegable que Taylor Swift es una de las cantantes pop más famosas del momento. Siendo nombrada la cantante más escuchada del año en 2023  en Spotify y como “Persona del Año” en la revista Time para ese mismo año, su influencia supera la de muchas personas dentro de su propio gremio, y aún más a los que están fuera. Sin embargo, esta influencia es manejada de manera peligrosa por ella, usando su alcance para, de manera ocasional, causar más daño del que ella puede dimensionar. Partamos de lo más pequeño a lo más grande.

 

A inicios del presente año, Taylor Swift fue víctima de la publicación de videos altamente sexuales generados por inteligencias artificiales (llamados “deepfakes”) a la plataforma de X. La reacción de la plataforma fue bloquear de manera inmediata su nombre de las búsquedas para que el video no pudiese ser reproducido en más ocasiones, mientras sus fans lograron generar respuestas hasta de la Casa Blanca sobre este incidente tan lamentable. Sin embargo, esta situación demuestra el increíble privilegio que tiene Swift, ya que en menos de un día su problema fue “solucionado”, mientas que miles de víctimas al día tratan de recibir ayuda y sus quejas son recibidas por oídos sordos dentro de las compañías de redes sociales. Sophie Maddocks, investigadora sobre cyber-seguridad sexual en la Universidad de Pennsylvania, comenta que esta es una situación diaria para miles de víctimas, que al intentar acudir a los métodos de reporte dentro de las aplicaciones, nada sucede. ¿Es esto justo?

 

Taylor es reconocida por inspirar sus canciones en sus ex parejas de manera muy directa. Aunque esto inicialmente no tiene nada de malo, las consecuencias negativas vienen por sus fans. Llamados los “swifties”, es común que tras la salida de sus álbumes se genere una ola masiva de odio hacia el ex de turno. Por ejemplo, a la salida de su versión del álbum “Red”en 2021, se generó un efecto dominó que terminó con sepultar las redes sociales del actor Jake Gyllenhaal con comentarios de odio hacia su carácter por haber “groomeado” a Swift gracias a la diferencia de edad y dinámicas de poder en su relación, representada en el cortometraje de “All Too Well”. Esto hizo que el actor desactivara sus comentarios en su cuenta de Instagram y que perdiese cientos de seguidores. Taylor nunca se pronunció en contra de esta desmesurada reacción de sus fans, lo cual deja en tela de cuestionamiento si esta era su intención inicial o si no era de suficiente relevancia para ella llamar la atención de este comportamiento tan absurdo.

 

Es de conocimiento general que Taylor Swift se declara como feminista y como demócrata. Sus canciones como “The Man” y “You Need to Calm Down” de Lover demuestran esta posición política que la caracteriza. No obstante, parece que Swift no es consciente que el feminismo no puede ser performativo ni solo dirigido a personas blancas. A mediados del 2023, se le vio saliendo con el cantante principal de la banda The 1975, Matty Healy. Este hombre, desde hace varios años, ha atacado verbalmente a mujeres negras, ha hecho demostraciones nazis en sus conciertos, y, más recientemente, llamó a la cantante Ice-Spice, quien es una mujer negra, una “gorda mujer china” de manera derogatoria. Taylor Swift no se pronunció al respecto. Aunque esta relación a la fecha ya esté terminada, como dice Anika Sapra, “ser neutral no es neutralidad, es complicidad”.


Ahora bien, viene lo más grave. En diciembre del 2023, Taylor entra a una nueva controversia tras intentar demandar al joven Jack Sweeney, quien lleva meses detectando sus emisiones de carbono de sus dos jets privados. Se calcula que Swift emite entre 8 y 10 mil toneladas de carbono al aire al año, que, en términos más digeribles, el científico Austin Whitman dice que “si todas las personas en el mundo tuviesen emisiones a ese nivel, las emisiones de carbono globales serían 2057 veces más grandes de lo que son hoy en día”. Esto es grave, muy grave. Sweeney reportó que Swift llegó a hacer viajes en avión de tan solo 37 minutos. ¿Se puede justificar tal uso desmesurado de sus aviones? Whitman dice que no. En comparación, la banda Coldplay organizó toda una gira mundial en la que hicieron su mayor esfuerzo para disminuir su impacto ambiental. ¿Qué excusa tiene Swift? Porque el dinero no lo es.

 


En octubre del 2023, Taylor Swift fue agregada por Forbes a la lista de cantantes que amasan una fortuna de más de mil millones de dólares. ¿Por qué es esto controversial? Porque esto nos demuestra que a Taylor no le falta dinero para corregir todos sus errores, si eso quisiera. Podría patrocinar campañas políticas, pagar por métodos de transporte más “eco-friendly”, podría ayudar a víctimas de acoso sexual en redes sociales; pero no lo hace. Y lo que es aún peor: nadie llega a ser “billonario” sin pasarle por encima a muchas personas. Es imposible, aún más imposible siendo éticamente consciente. Para ponerlo en perspectiva, dice Inés Ventura, “Si alguien te diera 1000 dólares todos los días por un año, te tomaría 2740 años para acumular 1 billón de dólares”. Para alcanzar tales niveles de riqueza es necesario pagar salarios precarios a trabajadores, generar mercancía manufacturada bajo condiciones de explotación laboral en países del tercer mundo, evadir impuestos de manera catastrófica y generar tanta polución que es imposible imaginarla.

 

¿Todo esto vuelve a Taylor Swift en una mala persona? Quien soy yo para decirlo. Pero una diosa no cometería tantos errores, ni tan garrafales. Su música no es mala, es más, creo que es impresionante su habilidad de escritura musical. Aun así, creo que es importante bajarla del pedestal en el que está, y abrir los ojos frente a nuestras celebridades favoritas.



 

Referencias

Inappropriate Fan Behavior: Swifties – The Stillman Exchange. (2023, November 13). Shu.edu. https://blogs.shu.edu/stillmanexchange/2023/11/13/inappropriate-fan-behavior-swifties/ 

Shields, J. (2024). A Digital Tipping Point: The Taylor Swift Incident & the Urgent Need for Social Media Accountability for Ordinary People. Linkedin.com. https://www.linkedin.com/pulse/digital-tipping-point-taylor-swift-incident-urgent-need-shields-0x0qe/

Taylor Swift, White Feminism, and the Illusion of Inclusivity - Women’s Media Center. (2023). Womensmediacenter.com. https://womensmediacenter.com/fbomb/taylor-swift-white-feminism-and-the-illusion-of-inclusivity 

How Bad Are Taylor Swift’s Private Jet Emissions? An Expert Explains. (2024, February 9). Vice.com. https://www.vice.com/en/article/88x7bx/taylor-swift-private-jet-emissions-explained 

Jacobs, S. (2023, December 5). Taylor Swift. TIME; Time. https://time.com/6342816/person-of-the-year-2023-taylor-swift-choice/ 

Bohannon, M. (2024, April 3). Taylor Swift Officially Joins Forbes’ Billionaire List As One Of 14 Celebrity Billionaires. Forbes. https://www.forbes.com/sites/mollybohannon/2024/04/02/taylor-swift-officially-joins-forbes-billionaire-list-as-one-of-14-celebrity-billionaires/?sh=2f8296466a14 

‌Ventura, I. (2023, March 30). There’s no such thing as an ethical billionaire - San Francisco Foghorn. San Francisco Foghorn. https://sffoghorn.com/theres-no-such-thing-as-an-ethical-billionaire/ 

106 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page